Los 8 movimientos básicos cuando presentas en público

Muchos ponentes parecen leones enjaulados, moviéndose a ritmo nervioso, cubriendo todo el espacio, hacia adelante y hacia atrás, de izquierda a derecha. Acompañan su discurso de movimientos espasmódicos que distraen y marean a la audiencia. Si lo consigues, te otorgará un gobierno y dominio absolutos sobre el estrado. ¿Has presenciado alguna vez este triste espectáculo? Produce desazón en el espectador. Controlar el movimiento supone todo un desafío.

 mostramos 8 útiles consejos sobre cómo moverse con eficacia sobre el estrado.

  1. Muévete por el escenario ocasionalmente. Permanece la mayor parte del tiempo en el mismo sitio en una postura cómoda y relajada.
  2. Cuida de no interponerte ante el haz del proyector ni tropezar. Conviene que organices tu espacio antes de comenzar la presentación.
  3. Evita movimientos espasmódicos y dar paseos por el escenario, pero cambia de posición. No debes parecer ni una estatua ni una fiera enjaulada.
  4. Muévete con suavidad.
  5. Combina desplazamientos hacia delante y hacia atrás. Si la ocasión lo propicia y permite, puedes desplazarte entre los asistentes, como hacían los maestros de escuela.
  6. Cuando termines un movimiento, recuerda que la posición perfecta. Tras cada desplazamiento, retorna a tu posición natural.
  7. Siempre que te estés moviendo, has de seguir hablando.
  8. No mecanices ni memorices tus movimientos. Los mejores movimientos serán aquellos que surjan de una manera natural.

Si no quieres parecer un león en su jaula, ¡controla tu movimiento! Practícalo!. Con el tiempo, llegarás a encontrar tu propio estilo y a dominar el espacio escénico.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies