Existe una alternativa mucho más cómoda y segura que emprender: seguir el camino estándar marcado por la sociedad. Si estás cansado de vivir en riesgo y quieres tirar la toalla, este artículo es para ti. Sigue estos 10 consejos y tendrás una vida perfectamente convencional. ¡ Pero que aburrido!

 Deja que otros decidan por ti. Tomar decisiones es muy cansado.

 Haz las cosas “porque sí”. ¿Quién dijo que es necesario tener motivos propios para hacer las cosas?

 Pasa de hacer ejercicio. El ser humano es un animal  diseñado para pasarse todo el día sentado. Eso de salir a correr es una moda moderna para metrosexuales y “mataos”.

 No salgas de tu país. ¡Como en España/México/Argentina/… no se vive en ningún lado!

 No leas libros. Las novelas son cosa del pasado. ¿Para qué leerse un libro e imaginarse a los personajes pudiendo ver una película?

life photo
Photo by -Coral-

 Métete en un préstamo. Los préstamos son buenos porque te permiten comprar lo que realmente no te puedes permitir.

 Trabaja en lo primero que encuentres.  Un empleo sirve para conseguir dinero y nada más

 No hagas nada en tu tiempo libre.  Ni  se te ocurra aprender algo nuevo o dedicarte a algún proyecto personal. ¡Eso es trabajar!

 Pon todas tus esperanzas en la jubilación. La vida de verdad comienza después de la jubilación.

 No hagas nada.  ¡Actuar es muy arriesgado y podrías equivocarte!

No pasa nada si lo resultados que esperas no llegan. Total,… así mejor morirse,¿ Verdad?

   

Opt In Image
ULTIMAS TENDENCIAS Y CLAVES PARA LA GESTIÓN
SUBSCRÍBETE Y TEN EN TU CORREO LAS MEJORES CLAVES PARA SER MÁS EFICIENTE

Si te suscribes, recibirás semanalmente un resumen de los mejores artículos sobre Modelos de negocio, Coaching, reuniones, presentaciones, Compras, Estrategia, Marketing y reducción de costes en tu correo.

Nos gusta tan poco como a tí el SPAM.

Abrir chat
1
¿Necesitas nuestros servicios?
Soy Aitor Díaz Lucas- CEO de ADCONSULTORES
¿Necesitas nuestros servicios profesionales?
¿Tienes una duda y necesitas una opinión?
Envíame un mensaje.