8 ideas para crear valor y aumentar tu productividad

Un punto aparte. Una recopilación de 8 conceptos adscritos a los valores que intento transmitir:Entender la productividad personal como un factor cualitativo y no cuantitativo.

1 . Preocúpate de obtener tiempo de calidad.  ¿De qué sirve más tiempo si estás disperso, o el entorno no predispone al trabajo?  Focalizar y dedicar plena atención te permite aplicar un mejor acabado a acciones y proyectos, evitando prolongarse los innecesariamente. Generas tiempo libre para dedicarlo a tu ocio y atender tu área personal.

2 . Cuida los detalles. Una vía para pasar de algo bueno a excelente. Aplicado a la productividad personal, la corrección de pequeñas imperfecciones y el cambio de hábitos puede conducirnos a dar grandes pasos en la mejora de la eficiencia.

3 . Aprende a dejarlo para más tarde. Surgidas de un impulso repentino , las interrupciones son uno de los caballos de batalla en la lucha por mantener un flow constante. La clave para controlarlas reside en desarrollar la habilidad para dejarlas para el momento oportuno

4 . Crea un almacén de ideas.Dispón de un almacén de ideas y proyectos futuros, lo que GTD llama la lista Algún día/Tal vez

5 . Crea siempre tu propia agenda. Si no pedaleas, te caes. Siguiendo esta premisa, debemos ser capaces de componer nuestra agenda independientemente de las circunstancias. Siempre hay algo que hacer para mantenernos como dueños de nuestra acción.

6 . Busca un sistema para fijarte prioridades. Para enfocar de forma asertiva el esfuerzo  hay que fijarse unas prioridades de forma clara. 

7 . Administra tus emociones. Uno de los problemas presentes para disfrutar con lo que hacemos, o al menos para no generar sufrimiento en el desarrollo de ciertas actividades , es el control de la frustración. 

8 . Llevar a cabo la revisión semanal. Buscar tiempo para valorar todo lo realizado, poner orden en el que estás haciendo y lo que harás durante la próxima semana. Hacer una puesta a punto a tu sistema de listas de acciones y proyectos para tener claro , qué y cómo hacerlo, y evitar cualquier olvido desagradable.

 

Una vez asimilado los conceptos e implementado tu método con destreza a través de la intuición, sin pararse a pensar en lo que tienes que hacer, podrás ir más allá y intentar mejorar tu sistema con herramientas y complementos para potenciar los procesos del mismo. Habrá llegado el momento de crear tu propio sistema de trabajo.

Etiquetado en: